La fabricación de productos plásticos requiere de procesos cuidadosos de inspección que garanticen altos estándares de calidad. Estas tareas, como la detección de contaminantes y de fugas del envase permiten revisar la calidad tanto del producto como del embalaje y su trazabilidad, lo que garantiza una medición de la calidad en tiempo real y una producción sin interrupciones.

De acuerdo a la Guía europea de Buenas Prácticas de la Manufactura, los contenedores plásticos  «deben ser sometidos a ensayos que prueben su integridad al 100%».

Esta protección se relaciona con la capacidad que tiene el envase de mantener al producto en condiciones óptimas «de tal manera que no se modifiquen sus propiedades o en el caso de los medicamentos, que no se altere su estabilidad, ya sea protegiéndolo del medio ambiente o del mismo envase como tal» Protocolo para el control de calidad de envases de plástico, 2010. Varios autores colombianos).

Entre las tareas requeridas para inspeccionar los procesos finales de fabricación se encuentran:

  • Inspección de presión interna en el envase
  • Inspección de hermeticidad
  • Nivel de llenado
  • Inspección de cierre
  • Monitoreo de válvulas de llenado
  • Cuantificación de análisis de llenados

La inversión en equipos de control de calidad se convierte en una necesidad ya que ayuda a prevenir fallas en los productos (que pueden llegar a costar mucho). Asimismo garantizan la confiabilidad tanto del productor como del consumidor, tema central para el posicionamiento de las marcas en el mercado.

Usted como productor nunca querrá:

  • Paralizar su producción debido a fallas de los contenedores: entre las más comunes se encuentran fugas y fallas de presión interna del contenedor lo que trae como consecuencia el colapso de los envases y derrames. Para más información sobre problemas de presión puede leer nuestro post sobre membranas de venteo.
  • Perder la confianza y credibilidad de los consumidores por fallas de fabricación: una vez que la experiencia de los consumidores es negativa con la marca, esto se convierte en un problema para la empresa.
  • Peder tiempo y dinero: factor completamente indeseable.

Le puede interesar: Nuestra sección de equipos de control de calidad y solicite más información

Entre las tareas que realizan los equipos comprobadores de calidad se encuentran la comprobación de fugas por disminución de presión, control de asas y perforaciones obstruidas, verificación de peso, entre otras. De acuerdo a su tipo y nivel de producción puede encontrar soluciones que le garanticen altos estándares de calidad de sus envases y productos.